martes, 19 de enero de 2010

LOS SIETE SABERES SEGÚN EDGAR MORIN

La formación docente es una estrategia de cambio educativo, en la cual se debe asumir una postura coherente para un buen desempeño pedagógico.
En su amplia trayectoria como investigador y sociólogo, el Francés Edgar Morín consideró que existen principios esenciales e imprescindibles que debe afrontar el sistema educativo para constituirse en relevante y significativo.

PRIMER SABER: Una educación que cure la ceguera del conocimiento.
Considero que la evolución y el desarrollo social, nos hace reflexionar sobre el rol que juega la escuela como lugar importante de trabajo, considerando desde luego su valor organizacional, y a la docencia como profesión sociocultural y base de la formación docente centrada en saberes sociales. Por lo anterior es importante centrar en el trabajo educativo, los sentidos y la memoria; de manera que estimule las áreas cerebrales corticales, así como las actividades intelectuales y la meta cognición, inspirando la creatividad como una función del cerebro y como consecuencia despertar la inteligencia en el ser humano.
SEGUNDO SABER: Una educación que garantice el conocimiento pertinente.
Desde mi perspectiva, la formación permanente de docentes debe ser explicada desde la relación entre lo global y lo local, considerando a la educación como eje de las transformaciones culturales y sociales. Debemos tener la capacidad de discernir los conocimientos que aprendemos y aplicarlos significativamente en nuestra vida diaria. Desarrollar nuestra habilidad para razonar y determinar las cosas con mayor importancia para un correcto análisis y una buena toma de decisiones, siempre tomando en cuenta las experiencias previas y la intuición, la cual influye en la racionalización de cada individuo.
El desarrollo social y moral del ser humano van de la mano con la evolución técnico- científica; con la posibilidad de un cambio social. Por esa razón, es necesario reflexionar acerca de los desarrollos técnicos y el entorno humano en aspectos morales, psicológicos y sociales.
TERCER SABER: Enseñar la condición humana.
La condición humana debe ser reconocida y respetada como tal. El hombre es en sí, 100% diferente de las cosas que se encuentran a su alrededor. Las cosas no tienen vida, no pueden cambiar su naturaleza. Siguen siendo simplemente cosas. Sin embargo, las cosas empiezan a tener sentido en cuanto el hombre las considera importantes. Inicia su aprendizaje con sus propias vivencias.
El hombre es por naturaleza un hombre activo, lo que, lo relaciona con las cosas y los eventos que suceden en su vida diaria. La educación modifica la conducta del ser humano, lo cual es importante cultivar para saber vivir. Una buena educación te impregna de valores de razón, dignidad, libertad, igualdad, solidaridad y paz; los que debemos considerar como simplemente derechos humanos o acciones morales a nivel personal y comunitario.
CUARTO SABER: Enseñar la identidad terrenal.
La aparición del hombre sobre la Tierra es el primer paso para el nacimiento del pensamiento y un avance a la reflexión.
Por primera vez en la historia de la vida, un ser, no sólo conocerá, sino que se conocerá así mismo. En las culturas primitivas, la fuerza de la Naturaleza ejerce una influencia decisiva. Y gracias a esa adaptación a las fuerzas naturales, el hombre llega a un mejor conocimiento de las mismas. la educación es una herramienta importante en el desarrollo humano y la conquista del fuego es una de las más notables victorias humanas en cuanto al desarrollo de su inteligencia y habilidades sobre la Naturaleza. El uso de distintas herramientas ha estimulado el desarrollo del cerebro, así como el desarrollo de nuestras tradiciones y según la cultura, religión o costumbre que se profese, permite sentirnos parte importante de nuestra historia en la tierra. La flexibilidad de la inteligencia humana obliga a reaccionar ante cada situación exterior que se presente, creando en el individuo un sentimiento de pertenecía por su familia y su patria, permitiéndole actuar no solo como individuo, sino como parte de su planeta.
QUINTO SABER: Enfrentar las incertidumbres.
Entendemos por incertidumbre, el desconocimiento en una condición futura, lo cual puede ser por falta de información e incluso por desacuerdo sobre lo que se sabe o lo que podría saberse.
Para Edgar Morin enfrentar las incertidumbres no es mas que tener la habilidad para enfrentar y resolver los problemas que se presenten día a día ; puesto que siempre existirá la incertidumbre por los riesgos y la respuesta esperada de los demás.
La educación debe hacer parte de ella a la incertidumbre, lo que es importante para la evolución social, ya que a través de la educación desarrollamos una habilidad para emitir juicios de valor y como consecuencia podemos abatir la incertidumbre. Siempre existe una solución adecuada, aunque no se cumpla lo esperado. Con la educación tendremos una mejor toma de decisiones ante cualquier incertidumbre.
SEXTO SABER: Enseñar la comprensión.
La comprensión es una necesidad del ser humano; y porque no decirlo, es una virtud que debe contar con ella cada uno de los que se dedican al la noble carrera de la enseñanza.
El ser humano tiene sus propias costumbres y en particular su propia personalidad. Enseñar la comprensión permite interrelaciones creativas y constructivas, así como el trabajo en equipo.
La educación te hace un ser sencillo, consiente y crítico, lo que te permite ampliar la capacidad diaria de comprensión. En la labor diaria del docente, siempre deberá interrelacionar las actividades del aula con las de la comunidad y de la sociedad.
SEPTIMO SABER: La ética del género humano.
Los roles de género han variado a través de la cultura y de la historia, independientemente de la diferencia del sexo relacionado únicamente con las características fisiológicas entre hombres y mujeres.
No debe existir la competición de género en la medida en que las mujeres y los hombres son seres capaces de realizar confiablemente las Tareas y actividades que una cultura asigne a ambos sexos. Ambos tienen las mismas oportunidades de aprendizaje y de desenvolvimiento cultural.
Es importante la consolidación del aprendizaje del ser humano (hombre-mujer) y su desarrollo como ser social.


Lic. En Enfría. María del Pilar Campohermoso Reyes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada